Manzanas de la Costa Brava

La manzana de Girona se cultiva en un exclusivo número de fincas que cumplen la normativa de Producción integrada, un sistema de producción de alimentos de calidad mediante métodos respetuosos con el medio ambiente y la salud de los payeses y consumidores.

La producción integrada minimiza el uso de productos agroquímicos y aplica procedimientos que favorecen la diversidad del ecosistema agrícola en preservar la flora y la fauna autóctonas y potenciar la actividad conservadora del medio rural y del paisaje.

Delante tanto esfuerzo puestos en un proyecto en común, los socios de la Poma de Girona creyeron conveniente apostar por el sello de IGP, símbolo que demuestra la calidad el producto, ya que requiere el cumplimiento riguroso de unas normas de producción y certificación, y la vinculación del producto con el territorio. Trabajando intensamente para lograr nuestro objetivo llegamos al 2003, año en que la Unión Europea aprobó la solicitud para obtener el sello de Indicación Geográfica Protegida para Poma de Girona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies