Construcciones de piedra seca

Las orillas del Mediterráneo son una de las zonas del mundo con mayor presencia de elementos de piedra seca. La durabilidad y la proximidad del único material que abunda (fundamentalmente piedra caliza) y la escasa vegetación (debido a la escasa pluviometría) han contribuido a la utilización de este sistema constructivo desde tiempos antiguos. La resistencia de estos materiales y la importante tradición agrícola del territorio han permitido la conservación de muchas de estas construcciones: márgenes, barracas de viña, cabañas de piedra, balsas, biombos, etc.

La construcción en piedra seca es una técnica de construcción tradicional y popular, y que consiste en la utilización de la piedra local, cortada y derrame, sin ningún tipo de argamasa, que gracias a la destreza de los constructores ha llenado el territorio de barracas, muros, Arner, márgenes, hornos, cisternas, aljibes, pozos … los especialistas en este sistema constructivo eran los Barracas, oficio que desgraciadamente se esta perdiendo.

Las construcciones de piedra seca que nos encontramos en el espacio agrícola responden a necesidades diarias que el hombre resolvía con el material que se encontraba in situ, y que le permitían mejorar las condiciones de trabajo como resguardarse de la lluvia, acumular agua, evitar que los márgenes se desplomaran, recoger miel, almacenar vino, cerrar el ganado, guardar las herramientas del campo, etc. La desaparición del trabajo agrícola ha hecho que muchas de estas pequeñas joyas constructivas quedaran en el olvido y se hayan ido erosionando hasta desprenderse la piedra y comenzar su total degradación.

L’Alt Empordà es un territorio con un importante legado de piedra seca. Destaca especialmente la zona de la Garriga d’Empordà, el Cap de Creus y la Albera. La mayoría de las barracas y construcciones de piedra seca que podemos observar hoy en día en la comarca, van ligadas a la expansión agrícola que producirse, especialmente de la viña, entre el s. XVII y XIX.

El noviembre de 2014 el Consejo Comarcal del Alt Empordà aprobó el expediente para la declaración de Bien Cultural de Interés Local (BCIL) para 97 barracas de piedra seca situadas en los términos municipales de Avinyonet de Puigventós (14), Biure (11), Llers (46), Pont de Molins (4) y Vilanant (22) . Sin embargo, el patrimonio de piedra seca es mucho más amplio. Cabe destacar el trabajo de preservación y documentación que se está realizando desde la Wikipedra que es un espacio 2.0 sobre las barracas, cabañas y traste de piedra seca de Cataluña. Este proyecto se desarrolla desde el Observatorio del Paisaje. Durante el 2017, y con el impulso de ADRINOC ha creado una Aplicación móvil que debe contribuir a descubrir, catalogar, documentar y preservar todos los elementos de piedra seca de la comarca.

Otra interesante manera de conocer este patrimonio es realizando algún recorrido en la zona de la Garriga d’Empordà.

Consulta los itinerarios.

O bien en la zona del Parque Natural de Cabo de Creus- Cadaqués.

Más información y al Consorcio Salines Bassegoda.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies