Monumentos megalíticos

De las distintas regiones megalíticas de Catalunya, el Empordà es la más importante de todas. Entre la sierra de Rodes y la de la Albera, se concentran más de un centenar de dólmenes y menhires.

Por su tipología , situación y magnitud, el dolmen de “la Creu d’en Corbertella”, en el municipio de Roses, puede considerarse el más famoso del país.

Situado en una colina, a 150 metros sobre el nivel del mar, este dolmen es uno de los monumentos megalíticos más grandes de Catalunya, y uno de los grandes atractivos de la ruta megalítica que se puede hacer en Roses.

Se trata de un sepulcro de corredor de cámara hecho con grandes losas de granito. La cámara, formada por siete losas, hace interiormente 3,90 metros de largo por 3,20 metros de ancho, y 2,45 metros de altura máxima. Su entrada está orientada al sudeste. Alguna losa de la cámara muestra cazoletas rituales.

La puerta está formada por dos grandes bloques de piedra colocados como montantes. Del corredor de losas sólo quedan las ranuras de implantación en la roca madre. Se conserva el principio, formado por dos losas verticales que sostienen otra que forma la cubierta. Del túnel artificial de tendencia circular que lo debía cubrir no quedan testimonios oculares. Este sepulcro fue levantado durante el calcolítico, entre el 2500 y el 2100 aC.

En las excavaciones arqueológicas aparecieron restos óseos fragmentados y restos de cerámica correspondientes al asentamiento indígena, a lo mejor un santuario, que está al lado del monumento, y de épocas más modernas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR