Roses

Roses es una villa de esencia mediterránea y de marcada tradición turística y marinera.

El paseo por el recinto de la Ciutadella (Ciudadela) es imprescindible para quienes visitan Roses. Declarada conjunto histórico-artístico en el año 1961, la Ciudadela reúne vestigios de diferentes épocas y ocupaciones. La fortificación militar, con la monumental Porta de Mar (Puerta de Mar), es un recinto de 131.480 m² de estilo renacentista que fue construido en 1543. Su interior es un importante yacimiento arqueológico donde se encuentran los restos de la ciudad griega de Rhodes, fundada en el año 776 a.C. por los rodios; el barrio helenístico, que vivió durante los siglos IV y III a.C. los momentos de máxima prosperidad de la ciudad; la villa romana, datada entre los siglos II a.C. y VI d.C.; el monasterio románico lombardo de Santa Maria, del s. XI, y los hallazgos del s. XIX.

Habitada desde tiempos remotos, Roses tiene uno de los itinerarios megalíticos más completos e impresionantes de la Costa Brava. Tres grandes dólmenes son el recuerdo de los primeros pobladores: la Creu d’en Cobertella (3000-2700 a.C.), el Llit de la Generala (3200 a.C.) y el Cap de l’Home. El dolmen de la Creu d’en Cobertella, que es el más grande de Cataluña, data del Neolítico y fue declarado monumento histórico-artístico en marzo de 1964. Dispone de una gran galería, cubierta por una losa de cuatro toneladas, que hace 5,20 metros de longitud, 2,45 de anchura y 2,14 de altura. En el recorrido por los orígenes del municipio también se encuentran los dos menhires de la Casa Cremada, que datan del cuarto o del tercer milenio a.C.: la cista de la Casa Cremada, que había tenido un
uso funerario, como los dólmenes, y la cueva-dolmen del Rec de la Cuana, datada del año 2500 a.C.

El castillo de la Trinitat corona la punta de la Poncella por encima del faro de Roses. Esta construcción militar, que data del año 1544, fue edificada bajo el reinado del emperador Carlos I. Tiene forma de estrella de cinco puntas, con aristas angulares pronunciadas para defenderse de los proyectiles enemigos. Sus dimensiones son bastante considerables y sus muros hacen más de 2 m de grueso.

El Castrum visigodo, situado en la urbanización Puig-rom, fue construido con finalidades defensivas en el decurso del s. VII, pero a pesar de la solidez de la fortificación, hoy sólo quedan los restos. Tuvo una finalidad puramente estratégica, de defensa. Fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional en el año 1963.

El castillo de Bufalaranya, construido hacia el s. X, tiene como característica singular el dibujo que forman sus losas, dispuestas en forma de espiga (opus spicatum). Se encuentra encima de una colina, cerca de la carretera que va de Roses a Cadaqués.

Del antiguo templo de la iglesia parroquial de Santa Maria, que fue consagrado en el año 1796, se conservan el ábside, el crucero y la cúpula.

La Casa Mallol, un edificio modernista situado en la plaza Catalunya, data de 1906 y fue proyectado por el arquitecto Joan Marès. En la fachada destaca una tribuna y diversas aperturas con columnitas y decoraciones florales en relieve. En el interior se han conservado los techos ornamentales, elementos de forja y algunos vitrales, recientemente restaurados. Actualmente acoge la casa de la villa.

www.visit.roses.cat/

roses-cami-de-ronda roses-platja-9cm roses-pesca roses-foto-corner-turism

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR