Maçanet de Cabrenys

Maçanet era una villa fortificada alrededor de la iglesia, donde ahora hay los restos de la muralla medieval. Aún perdura el nombre de la plaza (Plaça del Castell), y quedan matacanes, algunas aspilleras y fosares. Este castillo era propiedad de los barones de Cabrenys.

La iglesia de Sant Martí de Maçanet de Cabrenys es el templo parroquial del municipio. El edificio actual es de una sola nave rectangular, con ábside semicircular más estrecho que la nave, de la época románica tardía y de la segunda mitad del s. XII.

La capilla de Sant Sebastià se encuentra en el interior de la villa de Maçanet, encajonada entre dos casas de la calle que lleva el mismo nombre. Pasaría desapercibida si no fuera por el pequeño campanario de palomilla que corona la fachada. La capilla data de finales del siglo XVI. A unos 2 km de la villa, en el lugar llamado Pas de les Llebres, se conserva un menhir de la época prehistórica, conocido como la Pedra Dreta (Piedra Derecha), rodeada de diversas leyendas.

El castillo de Cabrera está encumbrado encima de un gran peñasco rocoso, y situado al noreste del término, a 850 m de altitud. Actualmente sólo quedan escasos vestigios, reducidos a una cisterna y algunos muros de poca altura muy reducidos (s. XI).

El santuario de Mare de Déu de Les Salines se encuentra a 1.080 m de altitud, al norte de la villa de Maçanet de Cabrenys. El edificio, formado por la capilla, la hospedería y el refugio, se alza encima de una pequeña meseta del terreno en medio del pequeño valle que forma la ribera de Les Salines, después de su nacimiento en la fuente del Moixer. A unos 100 m del santuario, al lado de la carretera, hay la cueva, donde la leyenda quiere que -como tantas otras de la tierra- ésta fuera encontrada también por un toro.

El nombre de Les Salines proviene de la sal que se repartía al ganado. En este pequeño llano había las saleras o salinas, que eren losas sobre las que los pastores ponían sal que consumían las vacas y ovejas cuando subían al pasto. Efectivamente, antes de edificarse la capilla, en este mismo lugar, había el Camp de Les Salines. Después de su construcción, toda la montaña fue bautizada con este nombre.

La pequeña aldea de Sant Briç de Tapis se encuentra a 6,5 km a poniente de Maçanet de Cabrenys. Construida en una meseta entre L’Arnera y el Clot dels Horts, a 590 m de altura, está formada por una docena de casas agrupadas alrededor de la iglesia de Sant Briç. Tapis es un excelente mirador del macizo de Frausa, montaña de El Fau y Roses; rodeado de bosques de encinas, alcornoques y castaños. El vecindario de Oliveda está a 4 km al sur de la villa de Maçanet. La capilla de Sant Andreu es prerrománica, de una nave con ábside rectangular, que conserva gran parte de la construcción prerrománica de los siglos IXX, principalmente en el ábside.

Sant Pere dels Vilars es un vecindario situado a 6 km al suroeste de Maçanet. La iglesia se encuentra a los pies de la montaña de El Fau, a 500 m de altitud, y llegamos allí por la carretera que sube desde Oliveda y bordea la sierra de El Fau. Está poblado por espesos bosques de encina, castaño y pino. La iglesia de Sant Pere es un edificio de pequeñas dimensiones, prerrománico, de una nave con ábside trapecial del s. X.

El vecindario de Fontfreda se encuentra 8 km al sur de Maçanet de Cabrenys. La capilla de Sant Miquel (s. XII) se alza en el borde de una loma de la línea de cresta de El Fau, encima del Clot del Rimal.

www.maçanetcabrenys.cat

macanet-1macanet-2macanet-3macanet-4

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR