Figueres

Situada en el centro de una extensa llanura fluvial, Figueres es la capital del Alt Empordà y actúa como centro económico, comercial, social y cultural de la comarca. La vocación turística de la comarca convierte Figueres en el centro neurálgico de la Costa Brava. Su posición geográfica la ha convertido en un importante y estratégico nudo de comunicaciones que hacen de ella una ciudad muy accesible.
La oferta cultural de Figueres tiene el punto central en los museos que recogen el patrimonio artístico y cultural de la ciudad y son lugar de visita obligada para interpretar la ciudad y su pasado.

Hay que destacar el Teatro- Museo Dalí, diseñado por el propio pintor, que recoge una gran muestra de la obra del genial artista de Figueres y permite reseguir su trayectoria artística; el Museo del Juguete de Cataluña, que tiene un importante fondo de juguetes de todas las épocas que transportarán al visitante a su infancia; el Museo de L’Empordà, el más antiguo de la ciudad, que permite reseguir la historia y el arte de la comarca; y por último, el Museo de la Técnica de L’Empordà, que permite reseguir los primeros pasos de la tecnología moderna y entender las claves del cambio de una sociedad artesanal a una de industrial.

El castillo de Sant Ferran es una fortificación militar del s. XVIII (1753- 1766), obra de los arquitectos Pere M. Cermeño y Joan M. Cermeño. Se trata del monumento de mayores dimensiones de Cataluña y la fortaleza con baluartes más grande de esta época en Europa.

Uno de los espacios más emblemáticos de Figueres es La Rambla, el paseo central de la ciudad. Tiene el origen en el 1828, por el cubrimiento de la riera Galligans y posteriormente ha recibido dos reformas. La plaza del Ayuntamiento es de origen medieval. Los porches, de estilo neoclásico, fueron modificados en la primera mitad del s. XIX. La plaza Gala y Salvador Dalí es de origen medieval. En el s. XIX se transformó, según un proyecto de estilo neoclásico, formado por la plaza, la Casa Romaguera y el actual Teatro-Museo Dalí.

La iglesia de Sant Pere, en la plaza de L’Església, tiene el origen en los siglos X-XI. En el s. XIV se construye una nueva iglesia para el rey Pedro el Ceremonioso. Posteriormente se ha reformado: en el s. XVIII, al final del s. XIX, y entre los años 1941 y 1948, después de la Guerra Civil. Por otro lado, encontramos el convento de los capuchinos, de la segunda mitad del s. XVIII y la torre Galatea, con restos de muralla medieval y la antigua torre Casa Gorgot (s. XVII), reformada en 1931.

Por último, hay que destacar el monumento a Salvador Dalí, una escultura en forma de ciprés de metal, de 24 m de altura, diseñada por Òscar Tusquets en el año 2002.

www.visitfigueres.cat/

 

figueres-et_fig_2014-4figueres-et_fig_2014-6figueres-et_fig_2014_0figueres-et_fig_2014_01

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR