La Comarca

 

El Alt Empordà, al norte de la Costa Brava, es una comarca con una gran riqueza cultural y paisajística, muy marcada por su situación geográfica como zona fronteriza con Francia en la franja nororiental de Cataluña y la Península Ibérica, que la ha caracterizado como lugar de paso (personas, mercaderías, etc).

Sus límites naturales son los Pirineos, el mar Mediterráneo, la llanura de L’Empordà, que la une con el Baix Empordà, y la zona de la Alta Garrotxa. Todos estos aspectos hacen del paisaje del Alt Empordà un lugar único que une el mar y la montaña que, junto con la tramontana, viento del norte, han marcado el paisaje, la cultura, la gastronomía, los oficios tradicionales y el carácter de la población que se ha ido estableciendo allí desde hace miles de años.

La localización de la comarca, entre el mar Mediterráneo y los Pirineos, es, desde el punto de vista medioambiental, envidiable. El Alt Empordà, desde siempre, una tierra de paso, acogedora y transitada de norte a sur, presenta una diversidad biológica y paisajística altísima: desde la llanura agrícola, con los cercados y las ciénagas, pasando por la costa recortada del litoral norte que forma pequeñas calas y fondos marinos soberbios, hasta los picos más escarpados de los Pirineos, en la parte del interior.

La región del Alt Empordà es un territorio extraordinario en cuanto al patrimonio natural. Hay que destacar que es la única comarca de Cataluña que tiene tres espacios naturales catalogados en sólo un territorio de 100 km²: los Aiguamolls de l’Empordà (marismas), el Cap de Creus y la sierra de L’Albera.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR